04 julio, 2007

Autonomía, en los hechos

Las manifestaciones en Santa Cruz a favor de las autonomías, se han masificado. Hace un año, en el referéndum del 2 de julio de 2006, cuatro departamentos votaron por el Si a las autonomías departamentales: Pando, Beni, Tarija y Santa Cruz, declarando en forma vinculante a la Constituyente, su intención de adoptar gobiernos autónomos como una forma de respuesta ante el centralismo que hasta ahora ha gobernado el país. Desde ese entonces, mucha agua ha corrido bajo el puente, y esta demanda ha adquirido tintes políticos. De acuerdo al partido oficialista, tendría incluso intenciones separatistas, mientras que la dirigencia cruceña asegura que es un paso en favor de la integración y desarrollo de Bolivia. ¡OH! viajó hasta Santa Cruz para conocer los argumentos de los principales líderes cruceños que abogan por la autonomía y su alcance real dentro de Bolivia.

Branko Marinkovic:
“La autonomía no da derecho a separarse”

El Presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, tiene un día ajetreado como pocos ya que está reuniendo las pruebas que refutan las acusaciones en su contra acerca de la apropiación indebida de tierras en Guarayos. Consultado al respecto, se limita a decir que de ello se ocuparán sus abogados. Marinkovic, hace un espacio en su agenda para recibirnos en su oficina.

¡OH! ¿Cuál es el beneficio concreto que traerán las autonomías para el conjunto del país?
El principal beneficio será que los recursos se van a administrar de cerca y va a ser mucho más fácil el control especialmente en educación y salud, donde en este momento controlar todo estando centralizado es muy difícil. Los beneficios se verán también en los lugares más alejados donde el control va a ser de la Prefectura a través de los gobiernos municipales.

¡OH! ¿Qué pasa en cuanto a los recursos de cada región?
Con la autonomía no se está pidiendo más recursos o que los recursos naturales sean nuestros, sino que los recursos que ya corresponden a la región ya sean impositivos o por las regalías directas de los hidrocarburos se manejen en la región, no desde La Paz, porque siempre hay más eficiencia administrativa local y conocimiento de los problemas. El ejemplo más claro está en los países más desarrollados que tienen un sistema federalista autonómico, acá son departamentos, allá son estados, pero los manejos internos los hacen ellos. Obviamente hay manejos que son del Estado, pero tiene que haber la capacidad de legislar internamente.

¡OH! ¿Cómo se aplicaría en la práctica?
Si nosotros decidimos que en Santa Cruz ha colapsado el tráfico, como ha sucedido, y la Alcaldía decide hacer un referéndum local y poner un impuesto local para conseguir obras, la población lo puede decidir. Ese tipo de medidas a través de la autonomía se pueden dar, pero con el centralismo no, ya que la Alcaldía tiene un presupuesto fijo que se le asigna. Lo mismo con el tema de la inseguridad ciudadana, si nosotros decidimos en un referéndum pagar un impuesto local sobre las casas por ejemplo o sobre el mismo IVA que estamos facturando y que una parte vaya para aumentar el presupuesto en la Policía, comprarles más autos, armas, etc.

¡OH! ¿Cuál es el modelo exterior que más se asemeja a las autonomías que ustedes plantean?
El que más se parecería es el español. España sale de ser uno de los países más pobres a partir del tratado de La Moncloa, donde se autorizan las autonomías y empieza a avanzar saliendo del sistema centralista y entrando a uno autonómico.

¡OH! ¿Quiénes fiscalizarían esos recursos y cómo se llevarían a cabo las elecciones?
Tenemos que hacer internamente una autonomía en la Contraloría para los temas departamentales. Tenemos las Cortes Departamentales Electorales y ellas pueden también hacer las fiscalizaciones. Para el país ha sido muy beneficiosa la elección de los prefectos que forma parte de la autonomía, donde ya no es una persona puesta a dedo por el Presidente, sino alguien a quien se le pueden exigir resultados. No se trata de que esté Evo Morales, Carlos Mesa o Goni Sánchez en el poder, es lo mismo. No quiero que ellos sean los que determinen quién va a ser la autoridad acá. Al igual que en su momento pedimos la elección de alcaldes y la autonomía municipal y todo el país se está beneficiando con ello.

¡OH! ¿Qué sucede en cuanto a las autonomías indígenas?
Nosotros las estamos considerando de la misma manera, pero si vamos a separar territorios en el país en estas autonomías indígenas como está propuesto en la Asamblea Constituyente, donde ellos van a ser los dueños de los recursos naturales, del suelo, subsuelo, etc., ¿Cómo manejamos un departamento? ¿Cómo manejamos el país? No le doy el ejemplo de Santa Cruz, le pongo el de La Paz, dirán “Acá tenemos autonomía aymara y nuestro territorio va a comprender incluso a la ciudad de La Paz, vamos a tener un gobernador para él y vamos a delimitar el territorio y seremos dueños de los recursos naturales”, ¿Qué hay de aquellos que no son indígenas y están en ese territorio?. Si se va a elegir por usos y costumbres como es la propuesta, se perdió la democracia en Bolivia, ¿Quién garantiza la democracia? ¿Qué pasa con alguien que vive en Guarayos donde probablemente el porcentaje indígena debe ser de un 10%? Todos aquellos mestizos, blancos o pelirrojos, como quiera llamarlos, van a quedar fuera de la democracia en esa región.

¡OH! ¿Caben las autonomías dentro del Estado plurinacional que propone el MAS?
No hay cabida. El Estado plurinacional reconoce la preexistencia colonial, donde el territorio boliviano, en el momento en que se reconoce ese Estado plurinacional, cambia. ¿Quién va a delimitar los territorios? ¿Quién va a decidir cuántas van a ser las naciones? Hay etnias que tienen 25 miembros, ¿Cómo va a funcionar eso? Vamos a volver inviable a Bolivia. Si en el país tomamos la decisión de que Bolivia va a ser basada en etnias, dejamos de considerar que un ciudadano es un voto. Si un guaraní viaja a La Paz, tendrá que manejarse bajo los derechos aymaras, es decir que vamos a dejar de existir como país, vamos a ser un conjunto de naciones que, según está hecha la propuesta, incluso van a tener el derecho de la autodeterminación.

¡OH! El Gobierno parece temerle más a las autonomías que a la autodeterminación, ¿Cuáles son las diferencias?
La autonomía en ningún momento dice que da el derecho a separarse, por el contrario, reconoce el Estado Central y los privilegios que tiene, un sólo Presidente de la República, unas Fuerzas Armadas, una Policía, ahí está la diferencia. En cambio el Estado plurinacional no reconoce esto, si no que bajo los usos y costumbres, puede determinar que las Fuerzas Armadas, la Policía o Impuestos Internos no entran a cierto territorio. Estamos abriendo la caja de Pandora donde cualquier bellaco puede decidir que, si en ese momento bajo los usos y costumbres fue elegido como jefe y es el único que decide, a los que vengan de otro lugar le va a pedir una visa o un pasaporte especial.

¡OH! ¿Y en cuanto a la hegemonía indígena como un cuarto poder?
El 70% de los bolivianos son mestizos, incluyendo al propio Presidente, entonces, ¿Cómo vamos a tener un país supuestamente igualitario y ecuánime si estos señores ya tienen, por el sólo hecho de ser indígenas, el 50 o 40% del Congreso elegido según sus usos y costumbres y donde tienen el derecho a votar con doble voto en una elección? ¿Es decir que ellos valen dos y nosotros uno?

¡OH! ¿Y qué pasa con los departamentos menos favorecidos económicamente dentro de esa autonomía?
Hay un fondo de compensación que está incluido en estas autonomías, donde los departamentos más pobres tienen derecho a este fondo. Pero estoy seguro de que en el futuro, Oruro por ejemplo va a ser el primero en decir que quiere autonomía, porque la autonomía no se trata de manejar los recursos naturales no renovables.

¡OH! ¿Qué sucederá en el caso de que la Asamblea Constituyente modifique la propuesta autonómica de la Media Luna?
Para nosotros va a ser algo inaceptable porque ya tenemos un voto democrático que la refrenda y que fue de más del 70% de la población en el departamento, ¿Qué le digo a la gente como Presidente del Comité Cívico por Santa Cruz? Bueno, su voto fue éste pero lamentablemente no se está respetando? Si eso sucede, nosotros adquiriríamos el derecho de decir que en Santa Cruz, Evo Morales no ganó la elección y no lo queremos de Presidente.

¡OH! ¿Y respecto a alargar el periodo de trabajo de la Constituyente?
No estamos de acuerdo porque la Asamblea no puede determinar eso sola. Si quieren hacer otro proceso de elección de constituyentes, que lo haga, pero el país no aguantará porque hay mucha incertidumbre. Cuando se convocó esta Asamblea era para una reforma constitucional no para que alarguen sus plazos. La Constituyente se enfrascó durante seis meses por una tozudez del Gobierno de no respetar los dos tercios. El Gobierno está utilizando la Asamblea como campaña política porque lamentablemente en lo que está pensando el MAS es en la elección que ellos quieren hacer el año que viene. Todo esto no se trata de gestión política sino de campaña y como le digo, las reglas de juego estaban establecidas y no se pueden cambiar a medio partido.


Carlos Dabdoub
“La autonomía es una herramienta de unidad nacional”

El Secretario de Autonomía, Descentralización y Desarrollo Democrático de la Prefectura de Santa Cruz, el doctor Carlos Dabdoub, también tiene una agenda muy apretada porque se ha convertido en el portavoz de esta entidad para aclarar el concepto de la autonomía. Dabdoub también accedió a poner algunos puntos sobre las ies en su oficina de la Prefectura.

¡OH! ¿Qué representa para los cruceños la autonomía?
La autonomía para nosotros representa una herramienta que va permitir que la diversidad de los pueblos y de los departamentos se pueda ejercer. En un país tan diverso no se puede tener un Estado centralista, tiene que haber uno autonómico que permita que los departamentos y las regiones ejerzan su cultura, identidad y su forma propia de sentir. Entendemos que la autonomía es una herramienta de unidad nacional. El segundo tema es que con la autonomía se profundiza la democracia porque permite elegir a sus autoridades y ejercer un control social más cercano. Como tercera virtud está el hecho de que al estar más de cerca controlando, se pueda luchar de manera más efectiva contra la corrupción. En cuarto lugar me parece que le da oxígeno a los departamentos para que puedan actuar de acuerdo autoestimulándose. En consecuencia permite inclusive poder mejorar el desarrollo económico.

¡OH! ¿Existen similitudes entre autodeterminación y autonomía?
En realidad autonomía es un proceso de descentralización política- administrativa. Autodeterminación puede haber en diferentes grados, pero si el término de autodeterminación lo llevamos al concepto de nación, es darle la capacidad de declarar su soberanía, de allí el gran peligro que implica el de dar a las llamadas naciones indígenas el derecho a la autodeterminación, eso les daría, en términos de derecho internacional, la capacidad de declararse libres e independientes.

¡OH! ¿Funcionaría la autonomía dentro de un Estado plurinacional?
No, porque un Estado plurinacional no habla de un Estado unitario como el que presentamos dentro del proyecto autonómico. Un Estado plurinacional encaja más en una Confederación de Estados o, por lo menos, en un Estado federal. Por lo tanto es incongruente hablar de un Estado plurinacional en un Estado unitario.

¡OH! Sin embargo el partido oficialista asegura que dentro de este Estado plurinacional sí habría espacio para las autonomías indígenas....
Nosotros entendemos, aceptamos y apoyamos los derechos indígenas dentro del concepto de autonomía departamental. En la propuesta que tenemos nosotros de estatuto, tiene que haber no solamente representación provincial como la que hay en los concejos departamentales, incluso tomando en cuenta la población de cada uno de ellos, sino que estamos sugiriendo que haya un representante de cada pueblo indígena dentro de la Asamblea Legislativa departamental y además estamos proponiendo crear un Fondo Indígena Departamental para apoyar en políticas de desarrollo o planes.

¡OH! ¿Cómo se fiscalizarían esos recursos y cómo se realizarían las elecciones?
Hay dos formas, una como se viene haciendo bajo las decisiones que emanan de los poderes del Estado, donde la Corte Nacional Electoral determina una elección para prefectos en los nueve departamentos, Consejos departamentales para los que votaron por el No y en nuestro caso la Asamblea Legislativa. Y la otra modalidad es que los propios gobiernos departamentales, a través de sus Cortes departamentales electorales, determinen la fecha de elección que sería cada cinco años.

¡OH! ¿Qué pasa en cuanto al Fondo de Compensación?
Hay una doble responsabilidad del punto de vista de los departamentos que tengan mayores recursos, hacia los que tienen menos; la propuesta es que exista un fondo solidario de compensación que sería el 10% de las recaudaciones que tiene cada departamento.

¡OH! ¿Cómo reaccionarán si la Asamblea decide modificar su propuesta de autonomía?
El cabildo del 15 de diciembre dio dos mandatos: el primero fue que en caso que la Asamblea Constituyente no respetara la Ley de Convocatoria y no tomara las bases mínimas establecidas para la autonomía departamental, Santa Cruz no acataría la nueva Constitución. De nada serviría postergar la Asamblea si no llegamos a un acuerdo político nacional donde en un pacto se pudieran establecer estos problemas que estamos viviendo en la Constituyente. Si la prolongamos y seguimos en la discusión de lo plurinacional, la autonomía, la educación, etc., podemos seguir uno o dos años y en mi criterio sería una pérdida de tiempo.

¡OH! Se tiene prevista también la inclusión de una hegemonía indígena...
Rechazamos esa hegemonía indígena porque no podemos concebir un gobierno departamental autónomo dentro de un Estado social comunitario. Si vamos a ir adelante con la autonomía departamental, tiene que ser en el marco de un Estado social, democrático y de derecho, donde se respete la independencia de los poderes del Estado y donde haya un tribunal constitucional que sirva de garante a la Constitución Política del Estado. El crear ciudadanos de primera o segunda o autonomías de primera o segunda clase, son algunos de los ejemplos que harían que Santa Cruz rechace esa nueva Constitución. Este país es muy paradójico porque resulta que los que votaron por el No a la autonomía quieren determinar cómo va a ser la autonomía de los que votamos por el Si. Lo ético sería que los que votaron por el No acepten vivir dentro de un Estado centralista y no a esta altura del partido querer promover autonomías indígenas sabiendo que ellos votaron por el No aunque fuese por consigna. Nosotros votamos por el Sí por convicción.


Rubén Costas:
“Autonomía hay una sola”

El más ocupado de los líderes autonómicos es sin duda el prefecto Rubén Costas. Ante su oficina montan guardia varios periodistas para intentar filtrar alguna nota u entrevista. Lograr esta conversación con él fue cosa de paciencia ante largas horas de espera. Al final, entre una reunión y otra, Costas accede a tener una exclusiva con ¡OH! sobre todo porque el tema amerita ser analizado para encontrarle los pros y contras.

¡OH! ¿Qué opina sobre alargar el plazo para la Asamblea Constituyente?
El Presidente Morales ha dado claramente los articulados para la Ley de Convocatoria a la Asamblea Constituyente y estos dicen que ésta tiene un tiempo no menor a seis meses y no mayor a un año. Definitivamente se han puesto las condiciones. El momento en el que se quiera ampliar esta Constituyente nadie tiene la legalidad para hacerlo. Es lo mismo que un Presidente termine su gestión y quiera prorrogarse, esto no es legal si hablamos en términos jurídicos.

¡OH! ¿Qué opina de las recientes acusaciones hacia Branko Marinkovic acerca de una supuesta apropiación ilegal de tierras en Guarayos?
Sabemos cuál es la intencionalidad de este Gobierno, hay mucha demagogia y búsqueda de enfrentamiento y un incentivo a que se ejercite la violencia. El Presidente del Comité Pro Santa Cruz, ha dejado claramente especificado que las tierras no son de su propiedad. Todo esto tiene un tinte político. Acá lo que hay que denunciar es que a Santa Cruz, como cuando hicimos el cabildo, están tratando de cercarla, por eso son las instituciones paralelas que existen en Santa Cruz, por eso es que se está haciendo un cabildo en Guarayos con hipotéticos indígenas que no son los representativos de ese pueblo, por eso es que hay una denuncia de un sindicato de que todo el movimiento que se está haciendo en Santa Rosa es de gente del MAS y así sucesivamente. Y dicho sea de paso, están tratando de defenestrar a todo el liderazgo. A mí me sacan de artista en un documental de 20 minutos descontextualizando nuestro discurso y entremezclado las cosas, haciéndonos ver como lo que no somos.

¡OH! ¿Verdaderamente beneficiarían y traerían equilibrio al país las autonomías?
Benefician desde el hecho histórico que un modelo centralista en casi 200 años de vida republicana ha fracasado y solamente ha traído al país miseria, desigualdades y exclusión. Pero esto no es un invento de los cruceños, una desconcentración, una descentralización de recursos económicos, humanos, un mayor control social, una democracia más participativa, la búsqueda de equilibrios que deben haber entre los departamentos del país, todas estas cosas que propugna una verdadera descentralización administrativa, económica y política son las autonomías y van a beneficiar al país en su conjunto.

¡OH! ¿Podrían enmarcarse en un Estado plurinacional?
No, no creemos en eso. Primero quisiéramos saber por qué al MAS se le ocurre cada palabra que no saben explicar ni ellos, ¿Qué significa plurinacional? Si lo que están buscando es que el país se atomice en plurinaciones, o sea en un conjunto de naciones, es peligroso. Creo que aquí se invierte la situación cuando decían que los autonomistas lo que buscábamos era la división del país, cuando ahora vemos de verdad que las autonomías son un grito patriótico de que la diversidad, que es una de las mayores riquezas que tenemos los bolivianos sea respetada y que podamos seguir unidos como país, eso es lo que vamos a pelear. No vamos a permitir que haya imposición de una parte del país o de una cultura sobre otra, todos tenemos derechos y tenemos que basarnos en principios universales respetándolos.

¡OH! ¿Y las autonomías indígenas?
Si entramos a este tema vamos a hablar de las autonomías indígenas, provinciales, de género, autonomía hay una sola, que es la posibilidad de tener tres estados de gobierno: El gobierno nacional, un gobierno intermedio (que no tenemos en Bolivia que es el gobierno departamental por el que ya votamos y que ganó por el Si) y un gobierno local, que es el municipal. Esos son los tres estamentos de una autonomía que hay en muchos países civilizados y en varias partes del mundo. No estemos buscándole otras cosas porque dentro de una autonomía como es la departamental, claro que caben las autonomías provinciales y las indígenas, nadie está en contra de eso.

¡OH! Se está haciendo cada vez más frecuente el término autodeterminación en relación a la autonomía...
Es peligroso usar ese término porque la autodeterminación de los pueblos se basa en otros principios y circunstancias. Nosotros lo que estamos propugnando es la autonomía, y esta no es nada más y nada menos que una desconcentración política, administrativa y económica y la posibilidad de tener gobiernos intermedios y tres estamentos donde se respeten claramente las competencias nacionales. Debemos defender nuestra institucionalidad, porque no se concibe un país con nueve ejércitos, 36 naciones, y todas esas circunstancias que lo que están haciendo es simplemente buscar cómo desorientar. En la práctica y en la realidad, este gobierno nunca va a estar de acuerdo con las autonomías y cometió un grave error, que fue estrellarse directamente contra ellas por el apoyo que tenía y los millones de dólares de Venezuela. Sin embargo el Sí por las autonomías ganó en cuatro departamentos del país y si no hubiera habido una campaña perniciosa y desorientadora con tanta saña y maldad, en otros departamentos habría ganado también. Yo le aseguro que si hay otra votación, en Cochabamba, en Sucre y en otras regiones, se ganaría porque ahora entienden lo que es realmente la autonomía frente a esa barbarie desinformativa y de desencuentro que ha buscado este Gobierno para hacernos parecer los trogloditas, separatistas y sin solidaridad. Ha sido jugar con fuego y han abierto heridas muy grandes en el país, pero se van a quedar con los crespos hechos porque nosotros vamos a luchar de verdad por la unidad del país y por los equilibrios.

¡OH! ¿Esa autonomía no significaría enfrentar a los departamentos donde ha ganado el Sí con aquellos donde ha ganado el No?
Las autonomías permiten, como sucedió en España, la gradualidad. Los departamentos que quieran ser autónomos, lo son. Lo que deberíamos buscar es que en los lugares donde no se ganó por las autonomías, haya un verdadero proyecto de descentralización profunda, para que en lo futuro si Cochabamba por ejemplo quiere hacer un referéndum y gana el Si por las autonomías, pueda entrar en un proceso. No olvide que España empezó, después del Pacto de La Mocloa, con dos o tres regiones autónomas. Hoy, todos el país es autónomo.

¡OH! ¿Puede cambiar la Asamblea Constituyente el proyecto autonómico que ganó en esos cuatro departamentos?
No puede cambiarlo. El referéndum tiene más legitimidad que la Constituyente porque al fin y al cabo los constituyentes tienen un poder delegado. Hemos votado por gobiernos autónomos departamentales vinculantes a la Constituyente. Esta no puede desvincularse de ese mandato y lo que debería haber hecho es dictaminar cuales son las competencias y buscar el modelo financiero equilibrado que debería haber en el país.